Archivo para octubre, 2014

Arquitectura escultural: Guggenheim Bilbao

Posted in procesos with tags on octubre 23, 2014 by arqmcf

El Patronato del museo cuenta con la colaboración de  la Diputación de Bizkaia y el Gobierno vasco. Y se ha renovado el acuerdo de gestión por 20 años, con la Fundación Solomon R. Guggenheim de Nueva York.

Esta renovación refuerza y profundiza la colaboración entre ambas instituciones. Con nuevos proyectos, mediante la presentación de obras clave y representativas de los siglos XX y XXI de la Colección de la Solomon R. Guggenheim, durante seis meses cada dos años, y sin coste económico para el museo bilbaino.

Todos esto pormenores hacen al mantenimiento, valoración, importancia, y calidad museística, que en otros museos españoles, no han acabado de entenderse, o al menos no se han puesto en práctica.

El Guggenheim de Bilbao puede llevar a opiniones contradictorias, pero no se deja de valorar el impacto que causó en Bilbao. La renovación que ha generado en la ciudad, y la afluencia turística que ha sido este año una de las mejores desde que se abrió al público.

Todas estas connotaciones hacen a que el proyecto y construcción de obras singulares (tan aduladas en otros tiempos, y tan criticadas hoy) tienen que responder a voluntades y convicciones a largo plazo, con el apoyo de los gobiernos que se sucedan.

Son valores, culturales en este caso, para una ciudad. Elementos de vida que diferencian un sitio, y con el cual hay que trabajar mucho, para poder mantenerlo no solo ediliciamente sino en los circuitos internacionales. Todo esto devuelve, si está bien gestionado, una actividad económica próspera y la atracción de otras actividades enlazadas, congresos, simposios, jornadas científicas, etc.

Como obra de arquitectura es una redundancia comentar que ha sido para la época una innovación tecnológica, en cuanto a proyecto y materiales. La construcción se realizó entre 1993 y 1997. Y debía representar uno de los edificios significativos del siglo XX.

Con 11.000 m² de exposiciones, son obras de arte dentro de un contenedor que es en sí una obra de arte.

Al igual que el diseño de Frank Lloyd Wright para el Museo Guggenheim de Nueva York, este edificio está diseñado para ser el símbolo de Bilbao para el resto del mundo.

Los edificios diseñados por Frank O. Gehry se caracterizan, por su recreación de las características físicas y culturales de los lugares en que son construidos. En el Museo Guggenheim Bilbao se utilizó metal, piedra y agua para revocar la fuerza, la independencia y la tradición industrial del País Vasco.

El Museo es una parte fundamental del proyecto en su conjunto para la revitalización económica y urbana del Bilbao Metropolitano, que analizado en la actualidad, se ha mudado por necesidad económica de una ciudad industrial, a la regeneración de la calidad medioambiental y urbana.

Tiene especial relevancia la mejora de las condiciones de las aguas de la Ría del Ibaizabal – Nervión, su oxigenación y el acondicionamiento de sus riberas.

En el Bilbao industrial, la Ría constituía la arteria principal de las actividades económicas de la villa y, como tal, actuaba de muro entre las aguas y las zonas residenciales. Ahora, en esas mismas riberas descolonizadas de escombros, altos hornos y astilleros en desuso, se alzan edificios singulares, paseos amables y transportes ecológicos.

Y en todo este cambio se pensó el Guggenheim.

Por último mi percepción de las exposiciones actuales del museo, es que si se trasladaran a cualquier otro museo de arte contemporáneo, perderían el valor propio que les ofrece esta obra arquitectónica.

INGRESO PRINCIPAL

 

 

Sigue leyendo